Sustituir una máquina Ronda de cuarzo

Hace unos años, cuando descubrí las cosas relojeras que se podían encontrar por Aliexpress, os presenté este reloj Canival. Sencillo y de estética militar, con una máquina suiza en su interior y tubos de Tritio. Una de mis mejores compras hasta la fecha.

El caso es que hace unos meses, antes del verano se paró. Pensé que podía ser la pila pero no, la máquina había muerto. Es curioso pero no fue el único cuarzo que dejó de funcionar por esa época, otros dos también se estropearon. Un vintage y un Timex moderno, todos guardados en sitios diferentes. Supongo que casualidades.

El caso es que este tenía que arreglarlo, total dentro llevaba una ronda sencilla y fácil de conseguir. Me puse a buscarla y la encontré en Aliexpress. Creo que 7 euros me costó la nueva máquina, una vez la recibí me puse a ello.

Primero las herramientas, unas básicas: Jaxa, pinzas con puntas de plástico, lupa, extractor de pasadores, un bisturí y film transparente. Este último lo uso en lugar de los protectores Bergeon, desde que vi que lo hacía un relojero de una marca muy conocida y muy cara.

Una curiosidad, al desmontar el dial me encontré una minúscula pieza de metal pegada debajo. No tengo ni idea de qué es, ¿puede que fuera la causante de la avería? Desde luego la nueva máquina no la traía.

Una vez desmontadas las agujas, con mucho cuidado, para no romper los tubos de Tritio. Nunca lo había hecho y no sé lo frágiles que pueden ser.

Aquí tenéis las dos máquinas desmontadas, son exactamente iguales. ¿Quizá ambas serán imitaciones chinas? A mí por lo menos me dan el pego, además vienen las dos con pilas Renata (que pueden ser imitaciones claro). Otro detalle, cuidado con qué máquina volvéis a montar, señalad bien la estropeada 🙂

Una foto del dial antes de volver a montar las agujas, una foto del dial que me encanta por su diseño.

Siguiente paso delicado, montar las agujas. Primero la horaria con una herramienta un poco más gruesa para que pase todo el cañón.
Después la minutera y por último la segundera. Este paso es delicado, hay que procurar que no salte, no hacer demasiada fuerza para no estropear el cañón o doblar o despintar la segundera. No es especialmente difícil, pero hay que hacerlo despacio y con paciencia.

Estos en definitiva son todos los pasos que sigo en estas reparaciones sencillas. Quería mostraros esta por lo que me gusta el reloj y la satisfacción de tenerlo de nuevo funcionando a día de hoy.


Reloj Auriol de Lidl

Un post rápido para un reloj económico, teniendo en cuenta que me lo regalaron :-). La marca de relojes de Lidl suele ser muy económica, pero aún lo es más si lo adquieres en un Factory de la misma marca.

Ya he tenido alguno de estos relojes, concretamente uno con barómetro, altímetro, brújula… unas pocas funciones, que vendían hace años por 19 euros, este concretamente. Aún conservaba la foto.

Funcionaba a las mil maravillas, comparado con un Suunto y un Protrek daba los mismo valores. Esta claro que no era igual de resistente pero costaba como 10 veces menos.

Al grano, el reloj que nos ocupa esta vez es mucho más sencillo, básicamente da la hora y ya. Es este modelo de la marca Auriol.

Es tremendamente sencillo, no tiene lume, ni fecha, el cristal es mineral… pero tiene ese «nosequé» para mí que hace que me guste. Puede que porque es muy cómodo en la muñeca (40mm sin corona), me pasa con algunos relojes que no son ni especialmente bonitos ni muy interesantes, pero se adaptan tan bien a la mano y da gusto llevarlos que se quedan para siempre en la colección. Pues eso me ha pasado con este Auriol, también tiene otro añadido, me lo ha regalado una persona muy especial.

Como podéis ver en la foto más arriba además de con el armis de chapa viene con una correa sintética de imitación cocodrilo, con la calidad de las chinas de siempre.

El armis es de chapa doblada, ligero y sin pretensiones con un cierre de doble pulsador, poco más se puede decir excepto la comodidad de la que os hablaba.

En la trasera viene marcado el logo CE y la descripción del reloj, un mero trámite legal je je.

Pues lo dicho, un reloj resultón, muy económico y que además funciona bien que no es poco.


Thermidor vintage con alarma y corazón Seiko

Efectivamente, este también es fruto de una compra en una relojería que echa el cierre, concretamente la misma que el de titanio y estética militar y el de aluminio que os presenté antes del verano.

No soy yo muy de dorados, pero por 20 euretes el reloj estéticamente me gusta y le puedo poner una correa de cuero de las muchas que tengo en la caja. Así que como me puede el vicio se vino para casa. Conste que me convenció el tema de la alarma.

Es un reloj comedido en tamaño, 38 mm sin contar las coronas y 18mm entre las garras. Al ser un cuarzo es un reloj fino, my para mi pequeña muñeca.

La caja es cromada, no sé qué tal resistirá un uso diario ese dorado, pero bueno no pienso usarlo con asiduidad. Resaltan las dos coronas, una para poner el reloj en hora y la otra con dos posiciones para la alarma.

El armis es bastante malo, de chapa doblada y un poco sonajero. Tiene doble cierre de seguridad que le da un punto positivo, pero vamos no es algo como para tirar cohetes.

La trasera sí es de acero y declara una resistencia al agua de 3 atmósferas, o sea que hay que mantenerlo alejado de la humedad. Está fijada a presión y cuesta bastante sacarla. Ese «CA1761» debe ser el número de modelo porque no hace referencia al calibre que monta.

Hablando del calibre es de la factoría Shiojiri, o lo que es lo mismo está manofacturado por Seiko Epson. No tenía ni idea de que Seiko hubiera vendido calibres y módulos de cuarzo bajo esta denominación, es el primero que me encuentro pero sí que hay información en la red. Esta factoría de Seiko es una de las que elabora Grand Seiko. Podéis leer, más o menos, en la foto macro Shiojiri Ltd Japan

En el interior de la tapa trasera tenemos el resonador, como comenté este reloj tiene alarma.

Para seleccionar la hora a la que queremos que suene, tenemos que tirar de la corona situada a las cuatro hasta la segunda posición y se moverá la aguja del subdial de la alarma para seleccionar una hora.

Una vez elegida la hora, empujamos esa misma corona hacia la primera posición, en el dial a las seis el orificio dejará ver un círculo rojo para indicarnos que la alarma está activa. Para desactivar la alarma basta con empujar la corona a las cuatro a fondo hasta la posición cero.

En definitiva un reloj que ahí está, no es especialmente bonito, no es de unas calidades excepcionales, pero es un trasto curioso y me ha hecho descubrir otra de las ramificaciones que ha tenido Seiko en su historia.


Festina automático zafiro F20484/2

Para cerrar las entradas antes de comenzar el veraneo os voy a presentar un regalo muy especial. Se trata de este Festina del catálogo actual pero con un diseño clásico, el automatic 20484/2.

Es, o mejor dicho fue, el regalo de mi cumpleaños. no me lo esperaba y me sorprendió mucho. Me gustan los relojes sencillos, clásicos y limpios (vale que sí, me gustan todos los relojes) pero es verdad que los diseños clásicos cada vez me llaman más la atención, estaré haciéndome mayor o algo. De todos modos, Festina ha recuperado también diseños de los 60, similares al del reloj que os mostraba la semana pasada y que son muy bonitos.

En el caso de este Festina, nos encontramos con un dial con numerales romanos en cuatro de los índices, tiene el fechador a las seis. el dial tiene una decoración guilloche y tanto los índices como las agujas son en color dorado.

Es un reloj de producción en serie evidentemente, pero las piezas están bien rematadas y no se aprecian defectos incluso en el macro.

Como habéis podido leer en la parte inferior del dial, el reloj monta un zafiro sin antirreflejante, cosa que me parece estupenda aunque no use mucho los relojes. Siempre es una garantía pera preservarlos de arañazos.

La caja de acero tiene 41,5 mm de diámetro sin contar la corona y la altura es de 11,2 mm de altura, está bien terminada y tiene un diseño sencillo. Según dice el fabricante, es resistente al agua 5 atmósferas o 50 metros, vamos para lavarse las manos y esas cosas, tampoco se me ocurriría llevármelo a la piscina

La corona no es roscada y no está firmada, un detalle que podían haber incluido la verdad, la «F» del logo hubiera estado bien en esa corona. La tapa trasera es roscada y con fondo visto. A través de ella podemos ver que este reloj monta una Miyota 8215 automática con remonte manual pero sin parada de segundero.

Para terminar la correa de 20 mm, que para mí es el punto negativo del reloj porque es un poco tiesa, la hebilla eso sí viene con la firma de la marca.

En definitiva un reloj muy resultón que me gusta mucho, el conjunto está bien terminado y es muy ponible. Además, este tiene el aliciente del significado que lleva dentro.

Con este post como os decía doy comienzo a las vacaciones de verano hasta septiembre, espero que paséis un verano estupendo.


Reloj thermidor de aluminio

Pasamos del titanio al aluminio, dos metales muy ligeros y a la vez muy diferentes. El titanio es ampliamente utilizado en relojería en diferentes grados y acabados, el aluminio mucho menos. La verdad excepto creo que Swatch yo personalmente no he visto mucho reloj de aluminio. Este fue otro de esos hallazgos en una relojería viejuna a punto de la jubilación.

Es un reloj con estética diver, bisel giratorio con los minutos marcados, que francamente es un adorno junto con el bisel interno con taquímetro, nada nuevo bajo el sol. Evidentemente, no estamos hablando de un reloj que en algún momento haya tenido intención de uso profesional.

Sí que tiene puntos buenos, como ese bisel giratorio bastante suave y sin holguras, el fondo roscado con la tapa de acero:

Hacemos una pequeña pausa en la narración para hablar de la resistencia del aluminio, ninguna. Efectivamente, justo en este reloj va y se me escapa la jaxa. Observad en la foto la diferencia entre la marca, que es un roce, en la tapa de acero y los surcos de la caja de aluminio. Este metal no está hecho para resistir un trote acusado, otra cosa es mi torpeza en este caso. En cualquier caso ese armis y esa cja van a llevar mal los roces de uso diario.

Seguimos por donde íbamos, la corona es roscada y esto se agradece porque en verano te lo puedes llevar a remojarte en la piscina por ejemplo. Además, también es de acero.

El armis es todo en aluminio y montado con pasadores de acero, el cierre es de acero por motivos evidentes de resistencia, entiendo que un cierre de aluminio al hacer fuerza sin querer lo doblas seguro. Es de doble pulsador, estaría bien uno con doble cierre de seguridad pero no se le puede pedir más a este relojete.

El cristal montado de serie es mineral y con una curvatura tremenda que hacía poco legible este reloj. No es que me importe montar cristales abovedados, muchos relojes de los que tengo los tienen. Pero esto de que sea totalmente una lupa, es un desmadre. Una foto de lo que traía puesto:

Así que desmonté el reloj, ya de paso me entretengo, y le monté un zafiro. Mi mayor miedo al desmontarlo era doblar el bisel de aluminio, pero hubo suerte y salió y volvió a encajar sin problema. Una foto con su zafiro, en realidad todas las fotos del artículo las he hecho con el zafiro montado.

En cuanto al dial y las agujas están bien trabajados, sin pretensiones pero sin fallos aparentes y desagradables. Los índices son aplicados y con una bonita forma de flecha. Las agujas son visibles y están bien pulidas, al menos para mi vista.

Donde sí se aprecian fallos es en la serigrafía, no sé si de producción o por los años que podría llevar el reloj en un expositor. De todos modos con lo poco que veo, sin el macro ni me entero.

Vamos con la sorpresa agradable del reloj, el lume. Ya pensaba que no hacía falta ni hacer fotos de él como con otros relojes que he comprado porque francamente sería una anécdota. Pues no, en este caso el lume cumple bien simplemente con el sol de un día nublado. Buen punto para el relojete.

En resumen os puedo decir que es un reloj muy cómodo, 40 mm de diámetro sin corona, y dado que es de aluminio es extremadamente ligero. Es resistente al agua, 5 atm prometen y al menos lleva corona y fondo roscados. Monta en su interior una Miyota básica pero fiable como cientos de miles de relojes incluidos algunos Casio. Otra cosa es que la estética te encaje o no. yo lo he comprado por curiosidad más que nada, nunca he tenido un reloj de este metal, pero es verdad que ya lo he usado unas cuantas veces porque no me desagrada.


Reloj vintage digital Alfatronic, cosas que se encuentran por el rastro

Va la cosa de vintages últimamente, en esta ocasión encontrado en el rastro. Me gusta dar de vez en cuando una vuelta por el mercadillo, da igual la ciudad, a ver qué se cuece por los puestos de chatarra.

Esa mañana compré un lote de relojes, algunos digitales y otros mecánicos. Entre ellos estaba este Alfatronic melody en estado NOS, Ya os iré presentando el resto del lote. Este me llamó la atención precisamente por la alarma con sonido musical. Tenía que venirse para casa.

El caso es que al ir a ponerle pila me encontré con el peor de los escenarios, se había sulfatado la original. Una Maxell SR926w, ya no se fabrica y ha sido sustituida por la SR927sw. Mal asunto, la pila sulfatada podía haber afectado a gran parte de la electrónica. Por fortuna no fue así.

El ácido de la pila solo había afectado al contacto positivo, una lengüeta separada del circuito pero que se había corroído por completo. Mirando en la caja de la chatarra encontré un módulo chino de no sé qué reloj, el caso es que la lengüeta de la pila era muy similar.

El primer paso para sustituirla era desmontar el módulo y eliminar todos los restos de la corrosión, es una operación sencilla pero que se debe hacer con cuidado. Una vez limpia se coloca la nueva lengüeta y se monta el módulo. No hay nada más satisfactorio en esto de los vintages que darle la vuelta a uno de estos módulos tras sustituir la pila y ver cómo aparecen los dígitos en el LCD. Os dejo las fotos del proceso.

El caso es que ya tengo mi vintage funcionando y sonando, la alarma es una musiquilla como de película del oeste pero no sabría decir cuál en concreto aunque es archiconocida, a ver si a base de tararearla me acuerdo del título. Cuando la alarma está activa, aparece esa nota musical en el LCD.

Además de esa alarma tan pintona, el reloj tiene crono, fecha y luz. Casi nada para la época, que por cierto por una pegatina interior es de noviembre de 1980. 42 años ha tardado en acabar en una muñeca dando la hora este alfatronic.

Es un reloj muy curioso y fino, muy fino, tanto como este Toyclop que os presenté en su día. Me encantan estar virguerías de los 70 y los 80, están bien construidos a pesar de ser marcas baratas de Hong Kong. Debía haber cientos diferentes. En la siguiente foto podéis apreciar el espesor de la caja.

La caja por cierto es de aleación no como en el Toyclop que era de acero, lo que sí es acero es el armis que está francamente bien. En la trasera podéis ver el clásico «Stainless Steel back».

En cuanto al módulo poco os puedo contar, excepto que el fabricante: Collins industrial Co LTD, es una empresa creada en Hong Kong el 16 de julio de 1974 y que se extinguió en 2004. Es la única información que he podido encontrar gracias a internet. Os dejo una foto del módulo, mola esta estética viejuna.


¿Otra modificación de un Invicta 8926B? Efectivamente

Pues sí, me gusta modificar este modelo de reloj de Invicta, como ya os he mostrado en muchas más ocasiones, basta con hacer una búsqueda en mi blog. (La estética sub es de mis favoritas)

En esta ocasión también he acudido a AliExpres para conseguir las piezas. Hay cada vez más y de mejor calidad. Por si te quedaba algún remordimiento se paga IVA, cosa que me parece bien. Aún así merece la pena. De verdad tiene poco que envidiar a los fabricantes de piezas clásicos.

No voy a repetir los tutoriales paso a paso de cambio de piezas, os dejo aquí los links y paso a presentaros directamente a enseñaros el reloj.

Tutorial de modificación completa.

Fabricando algunas piezas.

En este caso solo he cambiado el dial y las agujas. Ambos con detalles en negro y naranja para que combinasen. Combina la estética sub con la de los relojes de buceo con minutera más visible que el resto de agujas y el dial lleva el marco del fechador y de los índices también en naranja. No me enrollo mucho más y os dejo las fotos de este mod, en breve habrá alguno más.

Que sea chino ya no significa que el lume se a pobre ni mucho menos. El de estas piezas cumple perfectamente tras exponerlo brevemente al sol. Si os habéis fijado en la anterior tanda de fotografías, está bien aplicado, sin fallos a simple vista y con buena textura.

Para terminar una cosa que me ha llamado mucho la atención de este Invicta y que sigue en la línea de bajada de calidad de la marca en este modelo. El rotor, de al menos esta unidad, viene sin decorar. En lugar del clásico rotor amarillo, es el genérico del calibre Seiko.


Reloj Mortima vintage de bolsillo

Hace un par de semanas os presentaba un Mortima de muñeca que restauré después de comprarlo en un rastro. Este Mortima de bolsillo que os presento hoy, es el donante del segundero para el otro reloj.

Tal como os comenté en el anterior post, Mortima es una marca de origen francés que inicialmente compraba calibres pero que tras la segunda guerra mundial comenzó a desarrollar los suyos. En este caso monta uno de sus calibres básicos de remonte manual con una sola joya y sin fechador, muy sencillo pero al parecer eran bastante decentes. Si os habéis fijado en la foto superior en la caja sí que pone que está fabricada en suiza, es de metal dorado.

Una foto de este calibre Cattin de origen francés, Cattin es la casa madre de Mortima.

Y aquí tenéis el interior de la caja en el que evidentemente el dorado se ha conservado a la perfección. No es que transmita mucha calidad ese interior. Además, no es muy salvable porque tiene una de las guardas de la corona, que es donde engancha la leontina, desaparecida y eso no tiene arreglo.

Lo que más me ha gustado de este reloj es el dial, esos números e índices me encantan. Es una pena que el calibre esté para achatarrar, pero al menos el segundero me ha servido para arreglar el otro reloj.

No todos los hallazgos de mercadillo son salvables, pero desde luego todos se merecen un lugar en el blog antes de pasar a ser donantes de piezas o a terminar en la caja de los repuestos.


Restaurando un Mortima Super Deluxe vintage

Este verano me di algunas vueltas por rostros y mercadillos, a ver si caía algo con lo que entretenerme, ya os presenté el lote justo antes de las vacaciones.

Concretamente, de ese montón, el que protagoniza la entrada de hoy es este:

No sé mucho de la marca, salvo que es francesa y parece ser que fue creada a finales de los años 20. Se mantuvo funcionando hasta los años 70 produciendo una amplia variedad de modelos desde vestir a buceo, pero parece ser que la crisis del cuarzo acabó con ella. La empresa madre Cattin Co aún parece que opera desde Suiza, al menos tiene una web.

Produjeron sus propios calibres, sencillos y robustos por lo que parece, uno de ellos es el que monta este reloj, remonte manual y una sola joya. Pero con tantos años a sus espaldas, aún mantiene la hora. Una foto más de cerca.

Como se puede observar en las fotos el reloj está «trabajado», lo más notable es que le falta el segundero. Afortunadamente en el mismo lote hay un reloj de bolsillo Mortima con el mismo calibre que donará el segundero a este otro abuelo.

Por lo demás el trabajo consiste en un pulido y arreglo del plexi, que venía roto. Podría buscar uno nuevo genérico pero bueno así me entretengo más, el día que me canse se lo cambio.

He pegado el trocito roto con cianocrilato y después lo he lijado todo con lijas desde el 300 al 5000, para aplicarle finalmente Poliwatch.

El segundero tuve que adaptarlo andes de acoplarlo al reloj de muñeca. Básicamente lo que hice fue cortarle dos milímetros y curvarle con mucho cuidado la punta. Se puede apreciar en las siguientes fotos como el segundero se inclina hacia el final. Es una cosa que me gusta en los relojes, esos segunderos largos y curvados.

Y eso es todo lo que puede hacer por este entrañable abuelete, os dejo un par más de fotos.


Slava soviético de los años 80

No puedo decir que es un abuelo, porque realmente puede que tenga menos años que yo, así que me estoy calladito. Un poco añejo sí que es, por lo que he leído en algunos foros puede que de los 80 o quizá principios de los noventa, esto lo indica al parecer una marca grabada en el calibre «SU». Lo que no cabe duda es que es una belleza con esa textura en la esfera.

Es un reloj de tamaño medio, 40mm sin la corona, y es o era muy elegante. Digo era porque los años le han dejado huella, pero es verdad que a pesar de las marcas del tiempo en la caja y en el dial, conserva su encanto.

Os cuento un poco sobre la marca, Slava (слава) significa «Gloria» y es una marca que se empezó a producir en los años 50 en la segunda fábrica de relojes de Moscú. Produjeron muchos diseños, algunos de los cuales se vendieron bajo la marca Sekonda en Reino Unido. La marca en principio desapareció creo que a principios de los 2.000 cuando la fábrica fue demolida. Parece ser, que en la actualidad se venden relojes bajo la marca Slava Constellation montados en Rusia pero con maquinaria china.

Vamos ahora con el calibre que monta este reloj, un Slava 2428 de carga manual y 21.600 alternancias. Así es el 2428 visto de cerca, un calibre sencillo y sin pretensiones pero robusto, con 21 rubíes.

Tiene un peculiaridad y es el cambio rápido de fecha, que se realiza mediante un mecanismo independiente accionado por un minúsculo botón en uno de los laterales. Se puede ver en esta foto.

Monta un plexi con bastante altura, me gustan los relojes así, el plexi tiene su aquel.

Es un reloj sencillo sin pase de fecha automático con la tija, esto nos lleva a usar el botón y a dar vueltas a las agujas básicamente. Me repito un poco, pero es que me encanta la textura de este dial.

El interior de la tapa muestra la fecha de la última revisión, muy próxima a la fecha en la que yo compré el reloj ya hace un par de años.

Para terminar os dejo un par más de fotos de este Slava que da gloria verlo.