Extraer el tubo de la corona de un Seiko

Una operación mucho más complicada de lo que me parecía en un principio y que es necesario realizar cuando la rosca del tubo resulta dañada.

Para empezar necesitaremos un broca para acero de un diámetro igual al tubo, colocamos la broca desde la parte interior de la caja, encajada en el tubo y la golpeamos con un martillo para empujar el tubo.

Tubo Seiko

Si la cosa va bien el resultado es fácil, como en el caso de esta caja fake.

Tubo Seiko

Pero si se trata de una caja auténtica, necesitaremos aplicar un taladro para conseguir empujar el tubo y si no tenemos cuidado con el enfriamiento de la broca, nos encontraremos con un espectáculo de luz y una broca….

Tubo Seiko

Lo que demuestra que las cajas Seiko son de verdad duras y su acero es capaz de resistirlo todo,

Anuncios