San Martin Watches “Omega”, un reloj chino de buena calidad a buen precio

Volvemos a los chinos, concretamente a un modelo de la marca San Martin Watches que guarda “cierto” parecido a algún diver de Omega.

tumblr_pi1eusUXIZ1wy50ilo6_1280tumblr_pi1eusUXIZ1wy50ilo5_1280tumblr_pi1eusUXIZ1wy50ilo4_1280

El reloj viene con una dotación muy completa, caja tipo peli, una nato de repuesto y una herramienta que en realidad no sirve para nada, porque son dos minidestornilladores y este reloj no lleva pasadores roscados si no por casquillo. Pero oye es un regalo y me valdrá para apretarme los tornillos de las gafas.

tumblr_pi1eusUXIZ1wy50ilo9_1280

De verdad que es muy muy bonito, la combinación del azul con el tostado del lume es todo un acierto. Bueno, vale, el logo no es el más bonito que podían haber puesto, pero francamente no resta protagonismo al reloj.

tumblr_pi1ewmwaQh1wy50ilo3_1280tumblr_pi1eusUXIZ1wy50ilo8_1280tumblr_pi1eusUXIZ1wy50ilo7_1280

La caja está muy bien terminada, no hay fallos aparentes. podéis ver el detalle del cepillado.

tumblr_pi1ewmwaQh1wy50ilo4_1280

La corona es roscada y firmada, va muy bien, no hay problemas de roscado y aprieta hasta el final del tubo.

tumblr_pi1eusUXIZ1wy50ilo3_1280tumblr_pi1ewmwaQh1wy50ilo1_1280

La trasera es una pasada, es roscada, y lleva grabado un tiburón con un relieve importante. Esta marca la verdad se curra las traseras de sus relojes, ya no es con el típico grabado láser. Esta está grabada de verdad.

tumblr_pi1eusUXIZ1wy50ilo10_1280

El armis estodo de acero macizo incluidos los endlinks, aquí viene el pero de este reloj, podían haberle puesto un doble cierre de seguridad y no uno con doble pulsador simplemente. Otro tema es que el logo no coincide con el de la esfera, cosas de los chinos, han cambiado la marca (LTM es Fiftyfour watches) y dan salida a todas las piezas que tienen. Bueno, probablemente le cambie el cierre por uno molón.

tumblr_pi1eusUXIZ1wy50ilo2_1280

El bisel es de cerámica y con lume aplicado. una pasada el acabado y las texturas.

tumblr_pi1ewmwaQh1wy50ilo2_1280

Para terminar una foto del lume, cumple más que perfectamente, dura mucho y es una antorcha en cuanto le da el sol. Ojo que esto tira más que muchas marcas conocidas, nos comen los chinos 😉

tumblr_pi1eusUXIZ1wy50ilo1_1280

En definitiva un reloj que sin duda merece la pena lo minres por donde los mires, porque como ya es habitual monta una Seiko NH35 una garantía de robustez y de recambios en caso de avería, por 30 euros tienes un máquina nueva en casa, se cambia y listo.

Os resumo las características del reloj:

  • Cristal de zafiro con AR interno
  • 40mm sin contar la corona, armis de 20mm
  • Seiko NH35 en su interior
  • Precio unos 150 euros en la tienda de San martin de ebay

 

Anuncios

¿Qué reloj me compro? ¿Un Grand Seiko?

Si me toca lotería olvidé añadir en el título porque está claro que en la vida podré acceder al reloj del que voy a hablar y en un día como hoy en el que la inmensa mayoría acabaremos hablando de la salud porque no habremos pillado ni una pedrea en el sorteo de Navidad, soñar un podo no hace daño (y es gratis)

Grand Seiko Spring Drive SBGA029 (fotos de la web de Seiko)

Grand Seiko Spring Drive

Grand Seiko Spring Drive

Grand Seiko Spring Drive

Un diver con mayúsculas, la gama alta de Seiko, para mi gusto muy por encima de la gran mayoría (aunque sea un 200 metros), un reloj de una manofactura de verdad 100% Seiko. Sus características:

Calibre 9r65

Exactitud: + – 1 segundo al día

Caja bisel e insert de acero

Cristal de zafiro con tratamiento antireflejo

Resistencia  magnética 60 gauss

44,2 mm de ancho

14 mm de grosor

201 gramos de peso

Y lo que más me maravilla de este reloj: la tecnología Spring Drive

Grand Seiko Spring Drive

La fusión perfecta de mecánica y electrónica, a una máquina mecánica “tradicional” se le ha sustituido una de las partes más delicadas, el escape, por un mecanismo electrónico encargado de regular la marcha del reloj. Parte de la energía mecánica del mecanismo automático y del muelle real, se emplea para alimentar la parte electrónica evitando la necesidad de baterías.

Este sistema hace posible la exactitud  de +- 1 segundo al día, fueron necesarios 600 prototipos y 230 patentes para llegar a esto gracias al empeño del ingeniero Yoshikazu Akahane en su busca del reloj perfecto manteniendo la esencia de un reloj mecánico.