Sustituir una máquina Ronda de cuarzo

Hace unos años, cuando descubrí las cosas relojeras que se podían encontrar por Aliexpress, os presenté este reloj Canival. Sencillo y de estética militar, con una máquina suiza en su interior y tubos de Tritio. Una de mis mejores compras hasta la fecha.

El caso es que hace unos meses, antes del verano se paró. Pensé que podía ser la pila pero no, la máquina había muerto. Es curioso pero no fue el único cuarzo que dejó de funcionar por esa época, otros dos también se estropearon. Un vintage y un Timex moderno, todos guardados en sitios diferentes. Supongo que casualidades.

El caso es que este tenía que arreglarlo, total dentro llevaba una ronda sencilla y fácil de conseguir. Me puse a buscarla y la encontré en Aliexpress. Creo que 7 euros me costó la nueva máquina, una vez la recibí me puse a ello.

Primero las herramientas, unas básicas: Jaxa, pinzas con puntas de plástico, lupa, extractor de pasadores, un bisturí y film transparente. Este último lo uso en lugar de los protectores Bergeon, desde que vi que lo hacía un relojero de una marca muy conocida y muy cara.

Una curiosidad, al desmontar el dial me encontré una minúscula pieza de metal pegada debajo. No tengo ni idea de qué es, ¿puede que fuera la causante de la avería? Desde luego la nueva máquina no la traía.

Una vez desmontadas las agujas, con mucho cuidado, para no romper los tubos de Tritio. Nunca lo había hecho y no sé lo frágiles que pueden ser.

Aquí tenéis las dos máquinas desmontadas, son exactamente iguales. ¿Quizá ambas serán imitaciones chinas? A mí por lo menos me dan el pego, además vienen las dos con pilas Renata (que pueden ser imitaciones claro). Otro detalle, cuidado con qué máquina volvéis a montar, señalad bien la estropeada 🙂

Una foto del dial antes de volver a montar las agujas, una foto del dial que me encanta por su diseño.

Siguiente paso delicado, montar las agujas. Primero la horaria con una herramienta un poco más gruesa para que pase todo el cañón.
Después la minutera y por último la segundera. Este paso es delicado, hay que procurar que no salte, no hacer demasiada fuerza para no estropear el cañón o doblar o despintar la segundera. No es especialmente difícil, pero hay que hacerlo despacio y con paciencia.

Estos en definitiva son todos los pasos que sigo en estas reparaciones sencillas. Quería mostraros esta por lo que me gusta el reloj y la satisfacción de tenerlo de nuevo funcionando a día de hoy.

Anuncio publicitario


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s