Thermidor vintage con alarma y corazón Seiko

Efectivamente, este también es fruto de una compra en una relojería que echa el cierre, concretamente la misma que el de titanio y estética militar y el de aluminio que os presenté antes del verano.

No soy yo muy de dorados, pero por 20 euretes el reloj estéticamente me gusta y le puedo poner una correa de cuero de las muchas que tengo en la caja. Así que como me puede el vicio se vino para casa. Conste que me convenció el tema de la alarma.

Es un reloj comedido en tamaño, 38 mm sin contar las coronas y 18mm entre las garras. Al ser un cuarzo es un reloj fino, my para mi pequeña muñeca.

La caja es cromada, no sé qué tal resistirá un uso diario ese dorado, pero bueno no pienso usarlo con asiduidad. Resaltan las dos coronas, una para poner el reloj en hora y la otra con dos posiciones para la alarma.

El armis es bastante malo, de chapa doblada y un poco sonajero. Tiene doble cierre de seguridad que le da un punto positivo, pero vamos no es algo como para tirar cohetes.

La trasera sí es de acero y declara una resistencia al agua de 3 atmósferas, o sea que hay que mantenerlo alejado de la humedad. Está fijada a presión y cuesta bastante sacarla. Ese «CA1761» debe ser el número de modelo porque no hace referencia al calibre que monta.

Hablando del calibre es de la factoría Shiojiri, o lo que es lo mismo está manofacturado por Seiko Epson. No tenía ni idea de que Seiko hubiera vendido calibres y módulos de cuarzo bajo esta denominación, es el primero que me encuentro pero sí que hay información en la red. Esta factoría de Seiko es una de las que elabora Grand Seiko. Podéis leer, más o menos, en la foto macro Shiojiri Ltd Japan

En el interior de la tapa trasera tenemos el resonador, como comenté este reloj tiene alarma.

Para seleccionar la hora a la que queremos que suene, tenemos que tirar de la corona situada a las cuatro hasta la segunda posición y se moverá la aguja del subdial de la alarma para seleccionar una hora.

Una vez elegida la hora, empujamos esa misma corona hacia la primera posición, en el dial a las seis el orificio dejará ver un círculo rojo para indicarnos que la alarma está activa. Para desactivar la alarma basta con empujar la corona a las cuatro a fondo hasta la posición cero.

En definitiva un reloj que ahí está, no es especialmente bonito, no es de unas calidades excepcionales, pero es un trasto curioso y me ha hecho descubrir otra de las ramificaciones que ha tenido Seiko en su historia.



Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s