Los G Shock que me duraron lo que dura un amor de verano

Hace muuuucho calor para escribir, este es el último post antes de las vacaciones del blog, tengo que ordenar fotos, vamos que estoy un poco vaguete.  Pero no quería dejar pasar las fotos que hice a una parte de los G Shock que he tenido, aunque sea por poco tiempo.

Casio G Shock

No son todos, por mi caja han pasado muchos más, que poco a poco o ya he publicado en el blog o están pendientes de tener un post propio. Estos fueron la última tanda, antes de darme cuenta de que esta gama de Casio y yo debíamos recorrer caminos separados.

Son varias las razones que me han llevado a desprenderme de ellos.

Una de ellas es que cada vez tengo menos agudeza visual, me hago mayor y me cuesta ver sin gafas según que esferas de relojes si no tienen los números o los índices grandes y claros. Los modelos de “G” que tienen esas características son enormes para mi muñeca.

Ya no los hacen como antes, aunque suenen a tópico creo que los modelos actuales de la gama accesible francamente no transmiten nada y están hechos con materiales reguleros bajo mi punto de vista.

Los Protrek, sobre todo la gama 3000 tienen todo lo que necesito que tenga un reloj, están muy bien terminados y además, a pesar de tener unos números enormes, tienen unas dimensiones contenidas y son muy muy cómodos.

Algunos son objetos de coleccionismo, que no me ponía por no estropearlos y eso no puede ser, yo no soy coleccionista y los relojes son para usarlos.

En definitiva por mucho que me gustaran, para mí no tenía sentido mantenerlos ocupando sitio en la caja. Eso no quiere decir que no respete a los coleccionistas o que los “G” me parezcan malos relojes, simplemente no son para mí.

Antes de terminar, de desearos unas estupendas vacaciones y deciros que nos volvemos a ver el miércoles 7 de septiembre me gustaría dejaros alguna foto más. Que paséis un estupendo mes de agosto.

Casio G Shock

Casio G Shock

Casio G Shock

Casio G Shock

Casio G Shock

Casio G Shock

Casio G Shock

Anuncios

4 comentarios on “Los G Shock que me duraron lo que dura un amor de verano”

  1. Chuck dice:

    Hola, los G-Shock son como esa novia cariñosa, leal y práctica que por no ser rubia y difícil de conseguir dejamos en casa el finde o abandonamos en busca que imposibles… Pues no. Tengo un Mudman Rally con bastantes añitos que todavía se mira más de uno. Le he cambiado el bisel y la correa y tengo un pedazo de reloj con hora atómica, recarga solar, sumergible 20 metros (de verdad), calendario hasta que me metan en la residencia y nos numeracos que los ve hasta un miope… Que coño quieres más?, que no sea de plástico?, de que están hechos los sueños del siglo XXI?.

  2. Chuck dice:

    Hola, pasame los Gshock que no quieras a un precio de rebajas (ya que no los valoras). Te paso mi email de verdad cuando quieras.

    • scdone123 dice:

      Hola gracias por tu comentario, pero como digo hacia el final del post “..Eso no quiere decir que no respete a los coleccionistas o que los “G” me parezcan malos relojes, simplemente no son para mí…”

      Lo G ya los vendí, a su precio, porque cono también digo me gustan más los protrek nuevos. Cuestión de gustos nada más.

      Saludos

  3. Willy Castro dice:

    Estoy de acuerdo contigo. He pasado de ir a diario con un gshock a un prw3000 porque los nuevos G son demasiado grandes y de noche me resultan completamente ilegibles pese a tener agujas y digital.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s